Tribunal Eclesiástico

f1

titulo 1

Es claro que algunas cosas solo puede juzgarlas la iglesia: todo lo que se refiere al ministerio espiritual de su mensaje; pero hay muchas otras cosas, que son mitad profanas, mitad eclesiásticas: se les suele llamar cuestiones mixtas. En un mundo civilizado y de respeto a la libertad religiosa, la iglesia las juzga solo en aquello que tienen de eclesiásticas, sin entrar en lo que tienen de civiles.

A los tribunales de la iglesia se llevan asuntos en los que hay que decidir un derecho de una persona física o de una persona jurídica, institución o asociación. Otras veces se llevan temas en los que hay que declarar si se dio o no un hecho jurídico, del que se siguen consecuencias sociales o se impone o se declara una pena. Con frecuencia se acude a los tribunales buscando la declaración de la nulidad de un hecho- por ejemplo de un matrimonio- estando o no de acuerdo los dos esposos en que ese matrimonio no existió. El litigio se da ente la defensa de la institución matrimonial y los que se disponen a probar que no existió de verdad.

f1

t1

Cuando hablamos de tribunales de la iglesia siempre se piensa en el matrimonio, y son estas causas matrimoniales las que de hecho actualmente ocupan la actividad de esos tribunales. Por desgracia estas cuestiones matrimoniales han traído consecuencias graves y dolorosas, de hijos donde se juega el afecto, la vida y hasta el amor propio- o de dinero- donde se apasiona la necesidad, el orgullo y hasta el deseo de venganza.

f2

t2

Cada diócesis tiene su tribunal eclesiástico (1673§2, allí se decide la cuestión que se ha planteado, pero puede que alguno no este conforme con la decisión entonces se puede acudir a un tribunal de apelación, si es necesario se puede acudir a un tribunal en la iglesia que se llama la Rota Romana. Por encima de estos tribunales, como órgano que vela por la administración de la justicia en la iglesia está también en Roma el Tribunal Supremo que se llama Signatura Apostólica, El Papa es el juez supremo para toda la iglesia: Juzga o por sí mismo personalmente o por los tribunales de la Santa Sede  o por delegados episcopales.

1

f2

titulo_1

En cada diócesis hay un Vicario Judicial (c.1420), que juzga en nombre del obispo y preside el tribunal diocesano. Con él forman tribunal varios jueces diocesanos, que pueden ser sacerdotes, diáconos o incluso laicos, varones o mujeres: forman turnos de tres o de cinco jueces, según la importancia de las causas. Así, por ejemplo, en las causas de nulidad matrimonial el tribunal debe estar formado por tres jueces.

 

 

El promotor de justicia es el encardo de velar por los intereses del bien común (canon 1431), mientras que el defensor del vínculo esta puesto para defender el valor del sacramento del matrimonio y del orden sagrado (c 1432); estos dos oficios, promotor de justicia y defensor del vínculo lo pueden desempeñar los laicos ( c. 1435)

El notario es que da fe de todo acto del tribunal, y por supuesto, como norma, también puede ser un laico (c.1437)

Tanto los jueces como los demás ministros del tribunal tienen prohibido aceptar cualquier regalo con ocasión del juicio (c. 1456)

titulo 2

En las causas de nulidad del matrimonio, que no son reservadas a la Santa Sede son competentes: (c. 1672)

El tribunal de lugar en el que el matrimonio fue celebrado.

En el tribunal del lugar en el cual una o ambas partes tengan el domicilio o el cuasi-domicilio.

El tribunal del lugar en el cual de hecho se deba recoger la mayor parte de las pruebas.

f1

titulo 1

Llamamos procesos a la serie de actos que se realizan para resolver la cuestión propuesta.

Un proceso comienza con el escrito de la demanda presentado al tribunal por el que pide la causa, que se llama actor: en este escrito se han de indicar claramente lo que se pide y las razones y pruebas en que se apoya su petición. El juez admite el escrito de la demanda y cita a la otra parte-al esposo (a)- que se llama demandado (a) o conventa, quien puede oponerse indicando sus razones o pruebas, o puede no oponerse encomendándose desde el principio a la justicia del tribunal (c.1507).

Con  lo que hayan expuesto el actor y el demandado en sus escritos de demanda  el juez relata la fórmula de la duda (c, 1513) y esta debe determinar por cual cargo o cargos es impugnada la validez de las nupcias. (c. 1676)

A continuación se oye por separado al actor y al demandado (a); luego a los testigos que hayan propuesto cada uno de ellos; a veces se pide el informe de algún perito; y se examinan las pruebas documentales, o sea documentos públicos o privados  con los que intenta probar algo.

Con esto se termina el periodo de pruebas y se pasa a la publicación de todas las actas para que el actor y el demandado puedan conocer todo el proceso. Después de esto el defensor del vínculo da su informe. Así se pasa ya al estudio de los jueces para  dictar la sentencia. Si la sentencia es afirmativa, los esposos cuyo matrimonio haya sido declarado nulo son oficialmente solteros, pueden contraer nuevas nupcias, al menos que lo impida una prohibición añadida en la sentencia misma o que lo establezca el ordinario del lugar. (c. 1682)

Si necesita pedir una cita con nuestro tribunal por favor comuníquese al teléfono 2281812 Ext. 101.